viernes, 11 de mayo de 2018

Así surgió el Día del Maestro


9 de mayo de 2018

¿Alguna vez te has preguntado por qué celebramos en México

el Día del Maestro, específicamente el 15 de mayo?

No lo creerás... existen al menos dos razones para ello, una religiosa y una civil y nosotros te lo contamos.

Por su incansable labor, por su compromiso y dedicación a la enseñanza, la figura del maestro como un ser querido y respetado es una imagen recurrente en estas fechas. Las maestras y maestros dedican una gran parte de su vida al saber y se comprometen a transmitir conocimientos, propiciar aprendizajes y en ocasiones, a ser un ejemplo a seguir.

Dedicarse de lleno a la labor del ser maestro con dedicación y esmero no es sencillo, obliga no sólo al hecho ineludible de estar en continua capacitación y en una escalada de crecimiento significativo con el único propósito de moldear otras mentes, preparándolas para enfrentar el mañana con seguridad y confianza. La labor por mucho es titánica, pues como lo señalara Julio Cortázar a finales de la década de los treinta:


Ser maestro significa estar en posesión de los medios conducentes a la transmisión de una civilización y una cultura; significa construir, en el espíritu y la inteligencia, el panorama cultural necesario para capacitar su ser en el nivel social contemporáneo y, a la vez, estimular todo lo que en el alma infantil haya de bello, de bueno, de aspiración a la total realización. Doble tarea, pues: la de instruir, educar, y la de dar alas a los anhelos que existen, embrionarios, en toda conciencia naciente. El maestro tiende hasta la inteligencia, hacia el espíritu y finalmente, hacia la esencia moral que reposa en el ser humano. Enseña aquello que es exterior al niño; pero debe cumplir asimismo el hondo viaje hacia el interior de ese espíritu y regresar de él trayendo, para maravilla de los ojos de su educando, la noción de bondad y la noción de belleza: ética y estética, elementos esenciales de la condición humana.

Es cierto, en ese momento el mensaje de Cortázar se dirigía a la educación de los niños; sin embargo, actualmente se tiene por sabido que la educación no comienza y termina en la niñez, la adolescencia o la juventud, sino que continúa y se transforma sin cesar según la edad, las capacidades, los intereses y las necesidades.

Por esta razón, la labor del maestro se extiende en el tiempo y deja una huella indeleble entre sus educandos, y es por esa razón tan significativa que Sabersinfin te invita a conocer el origen de esta festividad que en unos días más, estaremos celebrando.

¿Cómo surgió en México y por qué se eligió el 15 de mayo específicamente para conmemorar la figura de todos los profes en nuestro país?, es la pregunta que nos interesa compartirte en esta ocasión, acompáñanos.

El Día del Maestro es una festividad que honra la labor de los catedráticos y profesores mexicanos. Fue en 1918, cuando se llevó a cabo en México la primera conmemoración del Día el Maestro. El decreto fue firmado por el presidente Venustiano Carranza y obedeció a una sugerencia que le hicieron en 1917.

Historia del Día del Maestro en México:

La idea de establecer una fecha para celebrar a los maestros partió por iniciativa de dos aspirantes a Diputados, el Coronel Benito Ramírez García, y el Doctor Enrique Viesca Lobatón, quienes promovieron en el Congreso de la Unión la institución de un día en honor a los docentes siendo Presidente de la República Venustiano Carranza La propuesta fue aprobada el 27 de septiembre de 1917 con la proclamación de: El Día del Maestro.

Esta celebración, cabe aclararlo, varia de día según las naciones de habla hispana, pero el Día Mundial del Maestro, es instituido por la UNESCO, y se celebra el 5 de octubre.

Y por la otra parte, la religiosa, el 15 de mayo el santoral católico celebra la fiesta de San Juan Bautista de La Salle, nacido en Reims, Francia a mediados del siglo XVII, fue un sacerdote, teólogo y pedagogo que consagró su vida a la formación de maestros que se dedicaban a la educación de hijos artesanos y niños de escasos recursos.

Con ese objetivo, Juan Bautista de La Salle fundó la Congregación de los Hermanos de las Escuelas Cristianas, mejor conocidos como los Hermanos de La Salle, una institución de raíz religiosa pero de enseñanzas laicas, enfocada a la enseñanza y formación de niños y jóvenes pobres y huérfanos.

Por estas obras, el 15 de mayo de 1950 el Papa Pío XII nombró a de La Salle el Patrono universal de todos los educadores, y esta fecha con el tiempo se tomó en cuanta para hacerla coincidir con la iniciativa de Benito Ramírez, y Enrique Viesca, la celebración en México de El Día del Maestro.

Curioso, ¿no te parece?

Christian Escamilla Carrasco es conductor y comunicador del programa: Epílogo y Praxis, que se transmite por la señal y las redes sociales de Sabersinfin.com, sus aportes se extienden a la escritura de artículos y a la realización de transmisiones en vivo, entrevistas y cápsulas en campo.